Humanización: tarea inconclusa de la “academia moderna”

Jesús Octavio Toro Chica

Resumen


Desde hace muchos años y en diferentes latitudes se ha venido hablando del fracaso de la educación, encontrando como referencia múltiples descripciones, que lo llevan a uno a pensar seriamente que, como lo dijera uno de los autores, español él, ya desde los años 70 del siglo pasado, cuyo nombre no recuerdo que la “Educación es un fracaso”, titulando así una de sus obras. En los inicios de la misma década, Evertt Reimer, había escrito el libro “La escuela ha muerto”, el que bellamente colofonaba diciendo: “doy gracias a mi abuela, porque nunca me mandó a la escuela”. No sé cuántos de quienes asisten hoy a los procesos de la educación formal en las aulas, piensan, porque no se atreven a manifestarlo abiertamente, en maldecir a quienes por una u otra razón “los tienen en la escuela”. Y qué decir de una de las últimas producciones acerca de las mismas preocupaciones elaborada por Jurgen Klaric, en un sobrecogedor documental que encontramos con el nombre de “Un crimen llamado educación”. Solo referencio estas obras, porque a falta de espacio, nos quedaríamos muy cortos en su enumeración y seguro, que aumentarían nuestras preocupaciones.


Palabras clave


Escuela; educación; instituciones de educación superior; universidad; ser humano

Texto completo:

PDF HTML


DOI: http://dx.doi.org/10.22209/rhs.v5n2a01

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ISSN: 2339-4196 (En línea)
Fondo Editorial Remington (FER), Vicerrectoría de Investigaciones,
Corporación Universitaria Remington. Calle 51 No 51-27, piso 8,
Edificio Remington.


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional